Castilla y León (2). Ávila. Es natural.

0
21

Las pastoras y cabreros

han bajado de la sierra

desde la Tolvisca

y desde Pedriño vienen.

Se han vestido con las pieles

y las máscaras de miedo

se han puesto.

Suenan y resuenan los cencerros

anunciando su llegada.

Para su fiesta han venido

a celebrar los carnavales de invierno.

 

Voy a Ávila, si, pero no a Ávila ciudad, sino al Valle del Tiétar, en la Sierra de Gredos. Ya se sabe que las ciudades no me disgustan pero, para disfrutar, soy más de Naturaleza. Asi que Valle del Tiétar y, de Campo Base, el pueblo de Pedro Bernardo donde se celebra Mascaravila 2.024. Sí señor, sí señora: el tema va de máscaras.

Viaje de 8 pesadas horas con la Merche. Creo que no he presentado todavía a Merche en sociedad. Cuando hace un par de años, mi anterior furgoneta, que recién había alcanzado la mayoría de edad, con apenas 300.000 kilómetros fue censurada por vieja (què palabra mas fea) y no la dejaban entrar en Barcelona, me comprè la Merche, una furgoneta Mercedes de 3 añitos pero con cierta experiencia en la vida ya que su cuentakilómetros marcaba ya los 100.000. Está resultando una buena compañera, la verdad. Ninguna fiera, más bien tranquila y poco dada a la aventura de riesgo, pero muy a mi gusto, sin chulería, lucecitas ni botones de más.

A lo que íbamos: Pedro Bernardo es un pueblo colgado en la sierra. En 1.960 contaba con más de 3.000 habitantes y hoy no quedan ni 800, de los que solo 65 tienen menos de 18 años, con una media de edad de 56 años y subiendo con rapidez. 

Se ve a la legua que conoció tiempos mejores o, como mínimo, con más vida. Un montón de casas deshabitadas, muchas en venta, medio o totalmente derruidas, dan fè. Y es que la juventud huye de los pueblos rurales y no deja de ser normal. Y en cuanto se van, a estudiar, trabajar o a lo que sea, se abren caminos que aquí no existen y es difícil que vuelvan más que para pasar fines de semanas y días de fiesta. Es “natural”, la evolución de los tiempos, pero da penita. El paraíso es muy aburrido. Los pueblos desaparecen y las ciudades se abarrotan. Quizás no es la evolución correcta pero si te quedas aquí ya sabes lo que hay: sector primario de sol a sol, o arado o animales. Un pequeño supermercado, 5 ó 6 bares, la iglesia, una curiosa plaza de toros dentro del pueblo, el Ayuntamiento y poco mas. Eso sí, las vistas son espatarrantes a todo el valle.

Chulo, sin más, el desfile de mascaradas. Lo de siempre. He ido a tantas que ya me lo miro de manera más profesional que emocional, así que el día transcurre de aquí para allá entre máscaras, vinos, pinchos, cañitas de cerveza y tapas, y todo ello amenizado con jotas, flautas, guitarras, tambores y muuucha castañuela. Joteros que son. Bien. 

En realidad, yo hace meses que estoy en contacto con gente del mundo mascarero en Ávila y ya tengo hecho todo el trabajo. Ahora vengo a recoger la máscara que representará a Ávila en mi colección, una joyita de Cucurrumacho, hecha hace casi un siglo y muy bailada y vivida, que una familia de una población cercana, Navalosa, me ha confiado para que su vuelo perdure, como mínimo, un poquito más. Y el domingo me voy a buscarla…

Navalosa está a 1 hora de coche de Pedro Bernardo subiendo por la impresionante Sierra de Gredos. Paso Navalosa y, cerquita, un vecindario, antigua aldea: Navalvao. Y allí pasamos el día charlando y comiendo rodeados de una Naturaleza todavía pura y asalvajada. Hace un magnífico día con un sol radiante, casi veraniego. El cambio climático aprieta. El fin de fiesta es la entrega de la máscara en una ermita centenaria que hace de venerable testigo. Dos hijas del autor, ya fallecido, familia, amigos … Es una responsabilidad, la verdad. Se desprenden de una parte de su historia para que perdure. Les doy mi palabra de que cuidarè de ella. Y lo harè.

Por la noche Pedro Bernardo ha vuelto a su paz de abandono progresivo, paz de final. Es lo que hay. O lo que no hay. Nadie, ni un alma en las calles, nada, silencio absoluto, escuchas tus pasos y te vas diciendo: “Es natural”. ¿Lo es?

Ha sido solo un fin de semana largo, en teoría nada para un trotamundos, pero la sencillez tiene grandeza y, para mí, estos “viajes” tienen su importancia y son parte de mi historia y la de Alas y Viento. Está colección me hace conocer gente y vivir circunstancias a las que nunca tendría acceso sin ella. Ha sido una bendición. Algún día yo me irè y ellas, las máscaras, se quedarán, o eso espero. Pienso mucho en ello, en què hacer para que perduren, y no es fácil. Poquito a poco.

Si, poco a poco, supongo que todavía me quedan unos añitos y espero que muchos viajes antes del último. Aunque estoy cansado hay que ir rápido porque todo se acaba. “No es triste la verdad, lo que no tiene es remedio”. Es natural. 

Show more
IMG_20240422_175511
Show more
IMG_20240412_201550
Show more
IMG_20240412_205539
Show more
IMG_20240413_152829
Show more
IMG_20240413_143646
Show more
IMG_20240412_210611
Show more
IMG_20240413_143805
Show more
IMG_20240412_205923
Show more
image
Show more
IMG_20240413_102909-EFFECTS
Show more
IMG_20240412_210435
Show more
IMG_20240413_161643-EFFECTS
Show more
IMG_20240413_161536
Show more
IMG_20240413_185352
Show more
IMG_20240413_185426
Show more
IMG_20240413_171818
Show more
IMG_20240413_160340
Show more
IMG_20240413_172125
Show more
IMG_20240413_172416
Show more
IMG_20240413_160346
Show more
image
Show more
IMG_20240413_175245
Show more
IMG_20240413_173635
Show more
IMG_20240414_124627
Show more
IMG_20240414_135001
Show more
IMG_20240414_135823
Show more
IMG_20240414_151227
Show more
IMG_20240414_183318
Show more
IMG_20240414_145433
Show more
IMG_20240414_195552
Show more
image
Show more
IMG_20240413_234618

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí