Guatemala (2) Las Verapaces (1ª parte) Alta Verapaz. Las Guacamayas.

0
68

Primero Alta Verapaz. 

Seis horas de viaje para llegar a Santa Cruz de Verapaz, un pueblo indefinible e indescriptible. Una miscelánea de rural y urbano, con todavía muchas reminiscencias indígenas pero con influencias mil leches, desde la española a la italiana, la alemana y, desde luego, la americana. Un lugar poco atractivo para turistear, así que ideal para mí y para quien quiera conocer la realidad de la Guatemala interior. Como postal, fea.

El hostel en el que me alojó es curioso, en medio de una zona selvática. Hace frío y con una humedad de mar abierto. Aquí dicen que llueve 13 meses al año, y se nota, pero hoy hace un precioso día soleado.

En la misma tarde, un paseo de toma de contacto con el pueblo que ya me dice que aquí no hay mucho que ver y hacer, salvo a lo que yo vengo. Ya me explicaré, todo a su tiempo.

El alojamiento lo lleva un señor al que ayuda una familia guatemalteca con facciones muy mayas. Él, el jefe, está ya mucho más mezclado. Sangre alemana, parece ser. Me da palique y resulta ser todo un personaje. Me explica que es abogado y llegó a ser Magistrado de Apelaciones pero lo dejó hace 5 años, justo antes de la pandemia, harto de la corrupción de este país. Discutimos un poco sobre cuál de nuestros países es más corrupto, pero parece ser que, en Guatemala, los políticos ya han conseguido una pureza y descaro en ese arte que alcanza la dimensión de deporte nacional.

Hay por los alrededores una hidroeléctrica. Dice Don Ronaldo, así se llama el propietario del hostal, que por aquí Florentino Perez tiene también “intereses” porque el tema de los recursos hidráulicos “le gusta”. La batalla por el poder energético en los próximos años estará basada en el agua, eso a este señor le mola y yo ya he visto su rastro en el tema del negociete hidroeléctrico desde la Patagonia chilena hasta aquí. No se, a mí tanto dinero y tanto poder en tan pocas manos me da “cosilla”.

También me explica que Guatemala ha sido, o es, un mercado tradicional de tráfico de niños para adopciones legales y otros objetivos muchísimo más oscuros. Lo de las adopciones da su buen dinero porque, prácticamente, se vende el “tour turístico” completo, desde el propio niño y la asesoría legal hasta varias visitas previas con todo incluido desde el hotel a los traslados. Lo de los otros objetivos chungos da más y mucho más asqueroso dinero.

Mi segundo día por aquí lo dedico a visitar San Cristóbal Verapaz, la ciudad vecina, un lugar con algo más de “solera”. Laguna Chicoj y el mercado, la consabida iglesia en la plaza mayor, el Ayuntamiento y el Calvario, una de esas iglesias en lo alto de una subida de las que, sólo por llegar arriba, te son perdonados todos los pecados, de golpe y sin anestesia, por gordos y mortales que sean. Se remata la faena con otro subidon a un mirador donde hay las mejores vistas de la ciudad. Y ya. Vuelta al hotel, cena temprana y al “sobre”. Las subidas han sido agotadoras.

Hoy, el último dia completo en Santa Cruz, hay una procesión de su Virgen, Santa Cecilia, patrona de los músicos, y he quedado con una comparsa que la acompaña bailando la danza de las Guacamayas, un baile prehispánico teatralizado y enmascarado. Eso es lo que he venido a hacer a este lugar: ver la danza de las Guacamayas.

Esta danza narra el rapto de una doncella maya y el enfrentamiento de sus padres con el raptor. Dramatiza la relación entre humanos y naturaleza utilizando el símbolo de la guacamaya, ave sagrada para los mayas y, también, nahuales o espíritus protectores. Es una herencia ancestral de los mayas K’iche’.

El día amanece lluvioso y frío. Pasamos la mañana hablando de máscaras y danzas con el coordinador del grupo, Juan Rax, “Xixo”, y almorzamos en el “comedor” de su tía: sopa de gallina y asado. Mu bueno.

Ya por la tarde, todo empieza con unas oraciones y la bendición de las máscaras, trajes e instrumentos, todo dirigido por el cabeza de familia que guarda el legado de sus antepasados. Músicos y danzantes se cambian y empieza la fiesta. Mientras se celebra la misa toda la compañía espera en la puerta de entrada y, cuando sale la virgen en procesión con sus cirios y rezos, se representa la danza. Después todos nos dirigimos a una casa particular, algo así como el local de la cofradía. Allí, nuevamente, se representa la danza de las Guacamayas, esta vez con fuegos artificiales,q y otras dos: la Quema del Torito y la Quema del Diablo. Petardeo por un tubo.

Seguidamente hay ”alimentación”. Convite. El asunto empieza con el reparto de una bolsa de plástico con tamales a todos los asistentes que andamos apretujados por la casa y, una especie de guía espiritual o chamán muy elegante, con americana y todo, va pasando  un aguardiente del que todo el mundo ha de beber, en la misma copa, en “señal de convivencia”, dicen… Luego el mismo “guía” pasa una vasija con carbones encendidos y especias balanceándola tipo botafumeiro para bendecir la comida que consiste en un plato típico, el “Saq’ik”, una salsa/puré blanco con un cuarto de pollo en inmersión. Resulta complicado comer el referido mejunje apretujado entre 300 guatemaltecos/as que te miran como preguntándose qué hace un tipo como tú en un lugar como este.

La gente por aquí es comunicativa y simpática, pero prudente y comedida. Por la calle te pasas el día contestando a su extremada educación: “buenos días”, “disculpe”, “buenas tardes”, “provecho”, “permiso”…Pero eso sí, lo que es comer, con las manos. No me parece nada mal. En casa es lo contrario: educación exquisita en la mesa y en sociedad pero, luego, entras en un ascensor de un metro cuadrado con 10 tipos/as y nadie es capaz del más mínimo saludo. Ni una sonrisa, no vaya ser que a alguien le salga una arruga o se le caiga la dentadura.

Y siguiendo la celebración, después, baile a ritmo de son y banda, interpretado con trompetas y, sobre todo, marimba, el instrumento nacional. El son es un baile de lo más cadencioso y tristón, aunque después la banda se va animando tipo Fiesta Mayor. Primero bailan 3 canciones las mujeres y después otras tres los hombres. Nada de mezclas porque, aunque el chamán trajeado también le pasa el botafumeiro a la pista de baile, con las tentaciones de la lujuria cualquier prevención es poca. La verdad es que movimiento de esqueleto y alegría, mínimos.

El poco éxito con el puré y el ala de pollo y mi poca afición al bailoteo me aconsejan una retirada a tiempo. Huyo… El objetivo está conseguido: he visto la danza y hablamos de la posibilidad de hacer una rèplica de una máscara de guacamaya. La verdad, no creo que lleguemos a nada…

Me voy hacia Rabinal.

NOTA. En cumplimiento del imperativo legal comunico que, entre las fotos que siguen, y por exigencias del guion, hay una en la que se ve mi careto de forma íntegra y explícita. No dejar al alcance de los niños y, en caso de intoxicación, consulte con su médico o farmacéutico. Salud.

Show more
IMG_20231120_173230
Show more
IMG_20231121_083246
Show more
IMG_20231121_162231
Show more
IMG_20231121_162529
Show more
IMG_20231121_162602
Show more
IMG_20231120_163624
Show more
IMG_20231120_164500
Show more
20231127_170846-COLLAGE
Show more
IMG_20231120_162626
Show more
IMG_20231120_163417
Show more
IMG_20231120_164936
Show more
IMG_20231121_104045
Show more
IMG_20231121_130239
Show more
IMG_20231121_130751
Show more
IMG_20231121_125056
Show more
IMG_20231121_125106
Show more
IMG_20231121_124825
Show more
IMG_20231121_123602
Show more
IMG_20231121_103833-EFFECTS
Show more
IMG_20231121_105552
Show more
IMG_20231121_105830
Show more
IMG_20231121_114715
Show more
IMG-20231122-WA0006~3
Show more
20231127_200500-COLLAGE
Show more
IMG_20231122_104125
Show more
IMG_20231122_170523
Show more
IMG_20231122_173428
Show more
IMG_20231122_172820
Show more
IMG_20231122_181539
Show more
IMG_20231122_180847
Show more
IMG_20231122_182831
Show more
IMG_20231122_183238
Show more
IMG_20231122_183459
Show more
IMG_20231122_185714
Show more
image
Show more
IMG_20231122_185412
Show more
IMG_20231122_184140
Show more
IMG_20231122_203024
Show more
IMG_20231122_211634

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí